Saltar al contenido

LA COCINA DE LA ABUELA

Cómo hacer langostinos al ajillo. Receta de una tapa fácil y rápida

11 noviembre 2021
Cómo hacer langostinos al ajillo
Cómo hacer langostinos al ajillo

COCINA CASERA

Cómo hacer langostinos al ajillo. Receta de una tapa fácil y rápida

Cómo hacer langostinos, gambones o camarones al ajillo. Una receta de una tapa tradicional española deliciosa y muy fácil de hacer.

Ingredientes de langostinos al ajillo

  • 1 kg de langostinos, gambones o camarones congelados o frescos
  • 6 dientes de ajo
  • 200 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Un manojo pequeño de perejil fresco
  • 1 cayena o guindilla seca, grande y sin pepitas
  • Sal fina (al gusto de cada casa)
  • Acompañar con una buena pieza o barra de pan

Estos langostinos o gambones al ajillo lo tienen todo, es una receta muy fácil, muy sabrosa y diría que hasta barata, pues el precio de los langostinos fuera de las fechas navideñas son más que aceptables. El sabor del ajo potencia el sabor de este marisco y deja una salsa en la que no puedes y debes mojar pan una y otra vez.

Además puedes hacerlos en el momento, pues en menos de 10 minutos tienes el plato listo. Por supuesto, el secreto es la calidad del langostino que vayáis a emplear, puede ser fresco o congelado. Aunque si es congelado os recomiendo descongelar el día antes en la nevera. En Latinoamérica también podéis encontrar esta receta con camarones, un poco más pequeños que los langostinos y más grandes que las gambas. Los podéis preparar del mismo modo que las gambas al ajillo o bien siguiendo esta receta.

Ya veréis, el proceso es muy sencillo, pelar ajos y langostinos y con unos pequeños consejos, triunfaréis sin duda. También os recomiendo un buen aceite de oliva virgen extra, el ajo bien dorado pero no quemado (importante) y ese toque picante y crujiente a la vez, hará que estos langostinos al ajillo queden de rechupete, con una salsa que concentra los sabores del marisco y el ajo, una combinación genial.

LA COCINA DE LA ABUELA

Una tapa tradicional en muchos bares de España y que esta al mismo nivel que el pulpo á feira o la famosa tortilla de patata. ¡Descubre cómo hacer langostinos al ajillo en 10 minutos! Tapeo de calidad en casa

Cómo hacer langostinos al ajillo
Cómo hacer langostinos al ajillo

Antes de empezar con la receta. Los langostinos, gambones o camarones

Opción si son langostinos frescos

  1. Tenemos dos opciones tal como os he comentado, que el marisco sea fresco o congelado. Si los langostinos son frescos les sacamos la cabeza y cola. Si ya están pelados este paso lo obviáis.
  2. Ponemos las gambas en un cuenco y lavamos para retirar impurezas. Secamos con un trapo de algodón o papel absorbente.

Opción si son langostinos congelados

  1. Si están congelados, lo mejor es dejarlos el día antes en la nevera y que se descongelen poco a poco. Utilizamos para ello un bol con un colador o cualquier otro recipiente en el que el agua pueda escurrirse sin estar en contacto con los langostinos o gambones. También los encontraréis langostinos pelados y congelados, en alguna ocasión los he comprado y la verdad que muy bien, mucho más fácil, aunque de mayor precio,
  2. Escurrimos bien el agua al día siguiente. Secamos al igual que si fuesen frescas. En cualquiera de las 2 opciones le quitamos el intestino y sazonamos con sal fina al gusto de cada casa. Reservamos.

Preparación de los langostinos o gambones al ajillo

  1. En una cazuela (de barro si tenéis, sino en una de las que tengáis en casa) y ponemos el aceite de oliva virgen extra con la guindilla grande o con 2 guindillas (mejor secas y sin pepitas).
  2. Pelamos los dientes de ajo y cortamos en rodajas finitas. Calentamos y doramos los dientes de ajo laminados, que se doren, no queremos que nos den un sabor quemado. Un truco es retirar estos ajos (casi chips) y seguir con la receta, se incorporarían al final del todo. Así logramos el ajo en su punto y se hidrata con parte del caldo que suelta la gamba. La perfección en las gambas al ajillo.
  3. Echamos los langostinos o gambones previamente escurridos al aceite donde hemos preparado y retirado los ajos. Subimos la temperatura y añadimos sal al gusto. En un minuto el aceite cambiará de color, no os asustéis, los langostinos sueltan su jugo y con la temperatura, emulsionan.
  4. Añadimos las guindillas y los ajos y rehidratamos, removemos e juntamos sabores. Servimos inmediatamente en cuanto los langostinos estén en su punto justo de cocción, jugosos y con ese punto picante delicioso.

No os queméis, el aceite va casi hirviendo. Acompañarlas de un buen pan y un buen vino blanco bien fresquito. A disfrutar cocinillas.

Aquí tenéis todas las fotos donde muestro como preparar esta receta paso a paso. No os perdáis detalle para que os salgan una tarta de queso de rechupete.

Langostinos al ajillo

Cómo hacer langostinos al ajillo. Receta de una tapa fácil y rápida

Pastas de té caseras: receta de la abuela

Pastas de té caseras

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Mª R. Garrido.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger.es que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

COMIDAS DE LA ABUELA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad