Saltar al contenido

LA COCINA DE LA ABUELA

Las «bravas del Docamar», posiblemente las mejores patatas bravas del mundo

2 noviembre 2021
Las "bravas del Docamar" posiblemente las mejores patatas bravas
Las "bravas del Docamar", posiblemente las mejores patatas bravas del mundo

COCINA CASERA

Las «bravas del Docamar» posiblemente las mejores patatas bravas

«Lo siento, pero la freidora no nos da más». Cuando están en la barra, uno de sus camareros debe hacer esta declaración frente a los clientes. Creo que esta es la mejor prueba para ellos de que las cosas van bien. . Hace unas semanas escuché esta frase en Docamar, uno de los bares más emblemáticos de Ciudad Lineal. Durante mucho tiempo tuve una deuda sentimental con una de las barras que marcaron y siguieron marcando mi vida. recomendado por La Abuela cocina

Este artículo es un pequeño homenaje para mí. Pero primero necesitamos aclarar. Aparte de tratar con ellos durante muchos años, personalmente no conozco a nadie en el bar. Sinceramente creo que este pequeño secreto de Ciudad Lineal merece que más gente lo comparta.

De lo que hablo es, sin exagerar, de los bares que hacen las mejores patatas bravas, quiero decir que vienen de toda España. Para ser honesto, he estado en muchos lugares y es inevitable. Tienen bravas por todas partes, y hacen patatas y salsa bravas por todas partes, pero en ninguna parte se puede comparar con la combinación de patatas y salsa que hace este humilde bar en el distrito de Ciudad Lineal de Madrid.

Comamos patatas juntos. No importa lo que digan, la papa es un alimento excelente, uno de los alimentos más completos, por lo que no engorda a la gente, depende de cómo la preparemos. A pesar de la moda, las calorías siguen siendo calorías. Para mí, el secreto de unas buenas patatas bravas es el corte, que no supera un determinado tamaño, no como patatas fritas y no como patatas hervidas. Yo diría que deberían ser poliedros de unos 3,4 cm de cada lado. bravas del docamar cumple este requisito a la perfección.

LA COCINA DE LA ABUELA

Están completamente cocidos por dentro, creo que nunca los he encontrado duros o demasiado blandos, y el último poco de fritura los hace lo suficientemente consistentes por fuera, por lo que quedan crujientes y suaves al mismo tiempo. . Verdadera alegría. Luego está la salsa. Darle una idea. La gente compra botellas directamente. Me refiero a la botella de salsa. Se los llevan a casa para que intentes imitar una cierta cantidad de bravas de docomar, pero el resultado es diferente. Por supuesto, también puedes usarlo para sumar puntos a las tortillas de patata. También es interesante notar la especial ubicación de este bar. Está ubicado en la popular Plaza de Quintana (Plaza de Quintana). Esta plaza también es famosa por tener una de las cartas coleccionables más famosas de Madrid. El bar está en la esquina de esta plaza y no hay calles cercanas.

Además, y es algo que siempre agradeceré como padre, fue uno de los primeros bares de Madrid que prohibió fumar dentro del local. Esto lo convirtió en un sitio especial para las familias con niños pequeños. Podías llevarlos contigo, sin que después tuvieras que meterlos directamente la ducha y poner una lavadora entera. Además, si hace buen tiempo, los niños tienen toda una plaza en la que jugar o cambiar cromos.

Es un bar que ha sabido reinventarse con el tiempo; ha sufrido varias reformas junto con la propia plaza. Se puede decir que han co-evolucionado juntos en el tiempo. Además, muchos de los camareros que estaban cuando yo apenas tenía 10 años, siguen trabajando hoy en día. Algo que, en mi opinión, habla bien del trato personal que tienen con los empleados en el bar, y de la importancia que dan al servicio.

Sinceramente, recomiendo a todos aquellos lectores de Directo al Paladar que son de Madrid, o que visiten alguna vez Madrid y quieran probar unas patatas bravas exclusivas, no pierdan la oportunidad de ir un domingo a la plaza Quintana a tomarse unas. Si además hacéis colecciones de cromos el combo será perfecto.

Por supuesto, el bar tiene otras muchas raciones. De calamares, patatas tortilla, oreja, y unas deliciosas patatas alioli. Pero sinceramente, nunca y en ningún otro sitio hasta ahora he probado esa combinación perfecta de unas patatas en su punto de fritura y cocción con una salsa picante como la de este bar.

Por cierto, que si alguno de vosotros conoce otro lugar especial para tomar patatas bravas, que lo ponga en los comentarios. Y claro está si alguien también conoce el «doca», sería genial que compartiera su opinión con el resto de lectores.

Cómo llegar a Docomar

Las «bravas del Docamar» posiblemente las mejores patatas bravas

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Mª R. Garrido.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger.es que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

COMIDAS DE LA ABUELA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad